Baliset

22 de septiembre de 2009

La conspiración continúa...

Reunidos la noche del sábado a merced de los efectos de la semuta y del zumo de safo, todos vimos como antiguos deseos de conquistar Dune inyectaban adrenalina a nuestra sangre.

Nuevos miembros regentaban antiguas casas, el recién nombrado Emperador se estremecía ante la complejidad heráldica, y Daniel I (será segundo cuando gane esta segunda edición de la liga) se vio obligado a abandonar la sede Harkkonen, regentada por una nueva inquilina llegada de tierras lejanas.

La Batalla comenzó por la pugna por Arrakeen entre el Landsraad y los Atreides, cuyo líder, cada vez más cuestionado entre sus filas dio muestras de su sutil estrategia, ya que consiguió perder el 75% de sus tropas en el primer turno...pero apenas habíamos saboreado la arena del desierto cuando apareció el primer gusano, el líder Atreides demostró como no sólo sabe perder tropas, sino también la decencia diplomática ninguneando a la dirigente Fremen en su propia cara.
Fremen y Harkonen sellaron una alianza que les proporcionaba la ventaja táctica de poseer tres territorios, frente a una cuádruple entente encabezada por el Emperador, Honoratas Madres, Ix y Landsraad.
Gonzalo Atreides, mientras se decidía el destino del planeta desierto deambulaba por las montañas de arena en ropa interior sin un destiltraje.

El binomio Clara-Kat luchó de forma aguerrida y consiguió sobrevivir a la primera oleada invasora, donde Clara mantuvo su sietch y Kat cedió ante la bravura de las tropas del Landsraad.
Un turno posterior, Carlos asaltó el fortín de Carthag y la victoria se alzó del lado de aquellos que la merecían.

3 comentarios:

Mondarina dijo...

Se te ha olvidado ser objetivo

Carlos dijo...

Jajajaja, gonzalo vaya repaso te han dado en el post. Tomatelo como una motivación para hacerlo mejor en la siguiente, en la que esperamos que llegue tu victoria ;).

Mondarina dijo...

¿Qué me han criticado? Que raro...